Consejos para calcular el caudal de un compresor de aire

Consejos para calcular el caudal de un compresor de aire

Al calcular el caudal de aire de un compresor, además del consumo de todos los
equipos de la planta, hay que tener en cuenta algunos aspectos adicionales.
Posiblemente, una de las grandes dificultades con las que se encuentran los usuarios
del aire comprimido es la de calcular el caudal del compresor. En muchos casos, la
incertidumbre sobre el cálculo es tan alta que los factores de seguridad que se toman
son muy elevados seleccionando compresores excesivamente grandes lo que genera
problemas de funcionamiento en los propios compresores y un excesivo consumo de
energía.

Hay cuatro aspectos que se deben analizar para poder determinar el caudal de aire
necesario:

1. Determinar el caudal en función del proceso: en primer lugar se debe
analizar cómo es el proceso para el que se necesita el aire comprimido. Se
debe identificar el tipo de equipamiento, cantidad y consumo de aire que cada
uno de ellos tiene.
2. Tasa de uso: en segundo lugar se debe analizar el proceso para calcular el
tiempo promedio de uso con el fin de definir la demanda de aire requerida.
3. Factor de simultaneidad: es un valor basado en la experiencia y en el diseño
del proceso. Se debe definir qué equipos se están usando al mismo tiempo
para conseguir conocer el caudal simultáneo que puede requerir el proceso.
4. Factor de riesgo: si bien con el análisis de los puntos anteriores se puede
definir el caudal de aire comprimido necesario para el proceso, existen otros
factores que deben considerarse:

  • Pérdidas por fugas: Este es un valor muy controvertido, pero está
    demostrado que es muy difícil realizar una instalación de aire
    comprimido con fugacidad “0”. Nosotros recomendamos considerar un
    factor entre el 3% y el 5% como máximo.
  • Reservas para ampliaciones futuras: al evaluar la compra de un
    sistema de aire (compresor, equipo de tratamiento de aire, instalación)
    sugerimos contemplar una tasa de crecimiento del proceso. La misma
    dependerá de cada empresa pero no contemplar este punto al
    momento de definir el caudal del aire necesario puede significar
    mayores costos en el mediano plazo.

Habiendo analizado estos aspectos se podrá calcular el caudal de aire comprimido del
proceso y definir entonces el compresor de aire que reúna esas características. El
paso siguiente sería dimensionar la red de tuberías, calcular los equipos de
tratamiento, acumuladores de aire.

Todos estos consejos pueden ayudar a determinar el caudal de aire del compresor
pero el cálculo preciso implica un trabajo que indudablemente requiere de un experto.
Aercom cuenta con personal capacitado para poder asesorarlo. Comuniquése
con nuestros asesores al +54 341 4580116