Filtros:


El aire comprimido procedente del compresor puede contener elementos no deseados tales como aceite, polvo y humedad.
El aire del ambiente externo también afectará la calidad del producto final. Este aire debe ser filtrado antes de la etapa final de la producción.
Diseñados con carcazas que tienen áreas de flujos grandes para garantizar baja caída de presión y facilitar la instalación, operación y
mantenimiento.