El aire comprimido es una fuente esencial de energía, que se utiliza en todo tipo de industria, ya que garantiza un alto grado de seguridad y flexibilidad.

Los beneficios de ella se exaltan sólo si este importante recurso se utiliza sin las impurezas que usualmente contiene.
En el aire comprimido son, de hecho, muchos los contaminantes, tales como:
– El aceite de lubricación de los compresores;
– Los gases corrosivos en la atmósfera y por la contaminación;
– El vapor de agua;
– Las partículas sólidas y la corrosión de las partes mecánicas y líneas de distribución;
– Partículas sólidas atraídas por el compresor.
Dentro del efecto de compresión en altas temperaturas, estas sustancias se combinan convirtiéndose en líquidos ácidos y creando problemas para los equipos neumáticos.
El aceite penetra en la línea (perdiendo sus propiedades de lubricante) y en equipos de aguas abajo.

Características Generales:

Soporte de acero inoxidable interior y exterior, de gran superficie y filtración en profundidad, doble trenza (internos y externos) en la costura de poliéster no tejido, cinco cartuchos de filtración, y construcción de silicona.
La amplia sección de los canales de flujo asegura una pérdida limitada de carga.
Caja de filtro de aluminio anodinado, tanto interna como externamente para evitar la corrosión.
Exteriormente recubierto con polvo.
El dispositivo permite la despresurización de la apertura segura.