Con un amplio rango de potencia que abarca desde las 3kVA hasta las 3.000kVA, constituyen una respuesta segura, potente y fiable para una demanda de energía cada vez más exigente. Equipos preparados para proporcionar un suministro contínuo de potencia, para recorte de picos de demanda o como energía de emergencia en los sectores industrial o comercial.

Gama Industrial

El reloj de la generación de energía no deja de correr. Miles de proyectos se diseñan cada día en el sector industrial.  Tanto es así que se estima que la potencia demandada en el área industrial para 2020 será de 201.847 MW, lo que representaría el 70% de la potencia global de grupos electrógenos demandada.

Gama Pesada

Los grupos electrógenos de gama pesada son el pulmón de energía que necesitan instituciones, hospitales o edificios financieros. Un apagón de unos minutos puede provocar pérdidas económicas cuantiosas a un banco o tener graves consecuencias para la seguridad de los pacientes de un hospital. Son necesarios generadores de gran potencia que puedan suministrar energía de emergencia a un edificio en el corazón financiero de Ginebra cuando la red sufra un corte, o energía continua cuando sea necesario llevar a cabo tareas de mantenimiento de las celdas en una planta de conservas que no puede permitirse parar la producción.

Gama Rental

Los grupos electrógenos para el sector del alquiler de HIMOINSA reúnen la robustez y también la versatilidad que necesitan las empresas de alquiler de maquinaria. Son equipos diseñados para su uso en todo tipo de aplicaciones: desde grupos electrógenos para la construcción, para el sector minero o el de la extracción de crudo, hasta generadores para conciertos y grandes eventos, como los mundiales de fútbol, la Fórmula 1 o los propios Juegos Olímpicos que requieren gigavatios de energía de manera puntual y por un tiempo limitado.
A nivel mundial, las necesidades energéticas básicas de la población no han dejado de crecer en las últimas décadas y los grupos electrógenos diésel se han consolidado como una pieza clave de todo el engranaje energético. Son la energía que nunca falla. Aseguran el suministro allí donde no llega la red eléctrica, donde ésta es insuficiente o cuando, aun existiendo, sufre un corte.